lun. Mar 4th, 2024
Hospital psiquiátrico El Zapote
Comparte si te ha gustado

En condiciones pésimas viven los pacientes psiquiátricos internados en el Centro de Atención Integral en Salud Mental (Caisame) Estancia Prolongada, puesto que constantemente falta el agua, la energía eléctrica, medicinas, y los alimentos están echados a perder, denuncia el personal.

Te podría interesar: Se fue Diego Cocca: El mundo al revés

Los trabajadores de Caisame que se ubica en El Zapote, cerca del aeropuerto, entregaron imágenes de las malas condiciones en que se encuentran las instalaciones y los alimentos.

alimentos echados a perder en Caisame
Alimentos echados a perder en Caisame

Detallan que es cotidiano que no surtan garrafones de agua y cuando lo hacen solo entregan tres por pabellón, cuando se requieren mínimo 20.

Otro problema que enfrentan es la escasez de medicamentos psiquiátricos, por lo que los galenos se tienen que adaptar a lo poco que surte la Secretaría de Salud Jalisco.

El pasado fin de semana no tuvieron electricidad, esto generó que medicamentos, como el suero antialacran se echara a perder. 

Además, no hubo agua, y los baños “estaban asquerosos” y no pudieron lavar los trastes, refiere el personal denunciante.

Baños sucios por falta de agua
Baños sucios por falta de agua

En abril de 2022, se reformó la ley General de Salud, con la cual se busca prohibir los internamientos forzosos y fortalecer los centros de salud para que la persona con algún padecimiento mental sea atendida en ellos.

Ese fue el pretexto para que al hospital Psiquiátrico de Jalisco inaugurado a mediados del siglo pasado ya no reciba mantenimiento, y “se está cayendo a pedazos”, lamentan los quejosos.  

Al exterior del hospital se construyó un nuevo edificio más pequeño, pero no todos los empleados fueron enviados a la nueva área y temen perder su trabajo.

A pesar de que pidieron una explicación sobre su situación laboral, el director Miguel Álvaro Hidalgo les respondió que ‘solo recibe órdenes del gobernador Enrique Alfaro’, mientras que el trato de la nueva administradora, Lucía Flores, lo califican como déspota. 


Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *