jue. Feb 2nd, 2023
manipulacion de candidaturas partidos politicos

Dentro de los efectos secundarios, aunque no de menor importancia que podría generar la próxima elección de Jalisco, está la insatisfacción de amplios sectores sociales por la manipulación de candidaturas dentro de los partidos políticos, que cierra la posibilidad de candidatos alternos a los grupos de interés.

Cualquier elector en este momento podría decir que no ve en el panorama futuro, candidaturas sólidas y con certeza de ofrecer alternativas que le ofrezcan sacar a Jalisco del círculo vicioso en que se encuentra.

candidatos
Voto indeciso define en muchas ocasiones una elección

El segmento social que fatalmente quedaría sin alternativa de expresión es el crítico, constituido por habitantes de las zonas urbanas de clases media y media alta y sólida formación educativa y cultural.

Ese elector básicamente se ubica en las diez principales ciudades del estado, lo que le otorga un valor cualitativo y cuantitativo.

Sobra decir que la población que emite el voto volátil, conocido también como voto indeciso, es decir el que hasta el día de la elección define su destino y en no pocas ocasiones genera sorpresivas soluciones, no es solamente el motor social, sino también su conciencia y que por su liderazgo puede definir la ruta del Estado a futuro y conducirlo hacia nuevas formas de convivencia y desarrollo individual y colectivo.

Es claro que ese voto representa una amenaza para los intereses creados, razón por la que es excluido mediante habilidosa manipulación legal y partidista, de la participación en la elección de los gobiernos y por consecuencia de la conducción del cambio.

Aunque no lo admitan abiertamente los partidos y los grupos de interés que manipulan las elecciones, es patente el temor que inspira la opinión y la participación de ese segmento social, que al final de cuentas dirige con su liderazgo a las sociedades a pesar de los intentos por frenar los cambios sociales trascendentes.

En elecciones anteriores el nivel de participación estatal ha sido de un 51%. En la suma de los municipios de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco, Tonalá, El Salto, Ciudad Guzmán, Puerto Vallarta, Tepatitlán y Lagos de Moreno se localiza el 71% de electores y no obstante aporta poco menos del 63% de los votos, lo que implica un 8% de abstención urbana. Por lo que es razonable considerar que ni las candidaturas, ni las propuestas de gobierno convencen a ese segmento de administraciones honestas y eficientes.

Acción Nacional quien gobernó Jalisco durante tres sexenios es un caso palpable de la pérdida de credibilidad. Después de la elección de Alberto Cárdenas que logró una votación atípica de 53%, los sucesores apenas obtuvieron apretados triunfos, como Francisco Ramírez Acuña quien recibió el gobierno de los tribunales, por un escaso margen de 50 mil votos.

Alberto Cárdenas
Alberto Cárdenas obtuvo una votación atípica

Ni que decir de Emilio Márquez que obtuvo el triunfo como rebote de las maniobras del gobierno de Fox por hacer ganar a Felipe Calderón por escasos 235 mil votos, mismos que le dinamitaron al candidato del PRI en Jalisco y se trasladaron de manera automática al candidato del PAN a gobernador del Estado.

De paso diremos que dicho partido sigue tropezando en su caída dramática de abuso en abuso, de error en error. El fin que lo justifica ha sido, entregar a sus electores cautivos a los intereses de Movimiento Ciudadano.

MORENA a su vez renunció en las últimas dos elecciones a propuestas rentables y de aceptación social, para beneficiar a intereses que le sostienen un voto duro y lo alejan de las clases medias y demandantes.

Ahora bien, si consideramos los escenarios actuales y vemos que no hay una propuesta que convenza a los votantes con alto nivel de exigencia, esto nos lleva a considerar que el voto que en este momento aparece en todos los partidos políticos es básicamente clientelar, que identificamos como voto conducido por intereses ajenos a una propuesta sana de gobierno, antes bien es un voto de conveniencia personal o grupal y decididamente utilitario.

La impunidad con que se han desenvuelto los grupos de interés ha propiciado como consecuencia negativa, el crecimiento desmesurado de los abusos de poder que se traducen en una cultura de beneficio individual y por consecuencia egoísta de la administración pública, de la que un segmento social considerable se mantiene inconforme. Razón suficiente para que quienes manipulan los procesos electorales lo excluyan de las decisiones trascendentes.

Como consecuencia inmediata y fatal, además de administraciones fallidas, es de esperar que las campañas se sigan financiando irregularmente con recursos públicos, creando compromisos de los que gobiernan con quienes habrán de sucederlos mediante generosas aportaciones del erario a los procesos electorales y a los bolsillos de los candidatos, que representarían lógicamente una amenaza para quienes cometen esos delitos.

Para ese sector crítico del voto existen además otros elementos disuasivos para su participación, como que ninguno de los candidatos representa una posibilidad de cambio y de mejora. Todos de una u otra forma representan la continuidad de vicios enquistados durante años en la administración pública, razón evidente para no despertar el interés por el voto.

Así se observan procesos electorales viciados de origen, en el que no hay lugar para la auténtica participación democrática en busca de mejores alternativas para una sociedad, cansada de la expoliación a que la tienen sujeta, quienes se apoderaron además de la administración pública, de los instrumentos electorales.

Los elementos enunciados llevan a considerar la posibilidad real de que el segmento pensante y con más sólido liderazgo en Jalisco, permanezca de nuevo al margen de la decisión electoral más importante, la selección de gobiernos honestos y eficientes.

Te puede interesar: Crecimiento urbano anárquico y agresivo en Guadalajara

Avatar photo

Por Andrés Gómez

Analista político, fundador y columnista de Proceso Jalisco. Comentarista de Canal Ocho TV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *