mar. Mar 5th, 2024
la televisión con la que crecí
Comparte si te ha gustado

¿y a usted que programas recuerda que le gustaría volver a ver?

Imaginé poder programar algunos de los programas (valga la redundancia) de televisión con los que crecimos, sin importar el año de su estreno. Sin duda las mañanas serían con el noticiero “Hoy Mismo” con Guillermo Ochoa, Lourdes Guerrero, Juan Dosal, Juan Carlos Iracheta.

La televisión con la que crecí.
Equipo de “Hoy Mismo”

Aún recuerdo esa mañana, mientras hacia la tarea de la primaria, la cama se empezó a mover, en mi mente recordaba la película “El libro de piedra” que había visto en la noche, al mismo tiempo Lourdes Guerrero decía: “está temblando un poquito. No sé asuste, vamos a quedarnos. Les doy la hora, 7:00 de la mañana con 19… ¡Ah chihuahua! 7:19:42 segundos (una sonrisa nerviosa de parte de la periodista)”.

La televisión con la que crecí.
El equipo de “Hoy Mismo” en la revista “Tele Guía”

Las lamparas del estudio se mueven de lado a lado, la fuerza del temblor es vidente. Lourdes vuelve decir: “sigue temblando poquitito. Pero vamos a tomarlo con una gran tranquilidad. Vamos a esperar un segundo para poder hablar”. La señar empieza a fallar. La pantalla se queda en lluvia. Ese día fue el 19 de septiembre de 1985. Un momento que jamás olvidaré.

Otro de los programas que sin duda pondría al aire es el de los martes: “¿Que nos Pasa?” Con ese humor tan peculiar de don Héctor Suárez. Me encantaba el personaje de “el no hay”, hasta tenía la playera que me compró mi padre. En esos años había productos de la canasta básica que se escaseaban o lo condicionaban, tenías que comprar otro producto para que te lo pudieran vender.

La televisión con la que crecí.
Héctor Suárez y su personaje “El no hay”

Por ejemplo hubo un año en que el huevo no te lo vendían por kilo, sino por pieza. Si querías comprar kilo tenías que comprar una lata de Quick (Chocolate en polvo). Y el personaje del Héctor Suárez salía comiendo una torta de huevo, y diciendo a sus clientes: “no hay, no hay” y lo aderezaba con una fuerte crítica al régimen en turno.

Un tercer programa que lo pondría en un horario estelar en la televisión mexicana es “la caravana” con Víctor Trujillo y Ausencio Cruz. A través del Skechers plasmaba la vida y pasión de los mexicanos. Es inolvidable la frase de “lástima Margarito”. Un personaje que representaba la clase trabajadora de nuestro país. Un señor que soñaba todo y no ganaba nada. Siempre había un imprevisto que terminaba sin el premio. Algo así como la rifa del avión presidencial. Era una hora de humor y creatividad.

La televisión con la que crecí.
Victor Trujillo y Ausencio Cruz en “La Caravana”, dónde surgió la frase “Lastima Margarito”.

Por último agregaría la serie “la hora marcada” que eran relatos de terror donde hizo sus pininos el tapatío Guillermo del Toro, como también Cuarón y Lubezky hoy leyendas del cine internacional. Y no podría faltar la serie de “la telaraña”, eran casos de drama y suspenso, que siempre te dejaban un nudo en la garganta.

La televisión con la que crecí.
Programa “La Hora Marcada”

Recuerdo verlo los viernes en horario estelar de las 20:00 a 21:00 horas entre los años 1989 y 1993 a través del Canal de las Estrellas. La serie era creativa, como también el guión de Carlos Enrique Taboada. Que años antes nos había regalado peliculas como “el libro de piedra” o “veneno para hadas”.


Comparte si te ha gustado
Avatar photo

Por Vish Fernandez

Columnista en portal de noticias de Guadalajara y CDMX. Gestor cultural, ganador de reconocimientos locales, nacionales e internacionales y promotor de la lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *