jue. Feb 2nd, 2023
emancipacion mujeres

La emancipación es la capacidad para guiar nuestras propias vidas, significa deshacernos de la tutela, la servidumbre o la sujeción que alguien tiene sobre nosotras.

Mujeres y animales no humanos nos enfrentamos a un opresor común: la ideología patriarcal.

La sentencia antigua de Protágoras “El hombre es la medida de todas las cosas” se tornó a lo largo de la historia occidental un dogma, una verdad incuestionable.

El término hombre del que habla Protágoras, no significa, como bien lo expresó Wagner Jaeger: “el sentimental amor humano hacia los otros miembros de la sociedad”.

Hombre o anthrōpos en el mundo clásico, se refería a las virtudes varoniles, disponibles solo en los hombres ciudadanos y libres. Ellos reflejaban lo mejor de la humanidad.

La razón, esto es la capacidad de reflexión sobre lo correcto, lo bueno o lo mejor era una disposición natural de estos hombres. Ellos decidían en la vida pública y elaboraban las normas sociales.

Todo debía ajustarse a la valoración emanada de los mejores: ellos. Mujeres y animales, bajo este modelo patriarcal, fuimos considerados inferiores por naturaleza.

El sexo y la especie nos diferenció de los varones, nos hizo inferiores en lo moral y lo jurídico; por eso había que tutelarnos, guiarnos, mantenernos en la servidumbre y en sujeción.

A partir del siglo XVII, se comenzó a hablar sobre la racionalidad de los sentimientos. Se argumentó que la razón moral y política emanaban de sentimientos como la compasión, solidaridad o fraternidad.

De esta forma, el concepto hombre o anthrōpos dejó de tener sentido y se comenzó a hablar de humanidad, esto es como “el sentimental amor humano hacia los otros miembros de la sociedad”.

Dentro de esta nueva concepción en el siglo XIX un grupo de mujeres llamadas “sufragistas” fueron más allá de lo humano y fusionaron su lucha por la emancipación con la de los animales.

Criticaron la vivisección y dejaron de comer los cuerpos de animales no humanos. El afán de dominio debía abandonarse para lograr la emancipación.

Esta es una comprensión que se abre a lo diferente porque también ha sido víctima de la ideología patriarcal. Ideología que busca la identidad y reprime lo diferente.

La lucha de las mujeres en aras de la emancipación combate y denuncia el mal, el sufrimiento innecesario y la muerte de millones de animales porque reconoce en estas experiencias una de las caras mas viles del patriarcado.

Parafraseando a Theodor Adorno, por el simple hecho de que se nos permite vivir, las mujeres  estamos obligadas ha hacer algo que ponga límites al mismo mal que nos ha sujetado y oprimido, el mal ejercido sobre los animales no humanos.

Te puede interesar: Justicia para los animales no humanos

Avatar photo

Por Nely Lucano

Licenciada y Maestra en filosofía, doctora en humanidades por la UdeG, académica del CUCSH, directora del proyecto "Animales y Praxis" y Encargada de Enlace Académico de la ONG Igualdad Animal México.

3 comentarios en «Mujeres en emancipación y animales liberados»
  1. Cómo humano varón, me siento cuestionado, no precisamente ahora sino ya de varios años atrás, en muchas actitudes de convivencia para con las mujeres. Por otro lado, este tipo de reflexión incentiva a seguir pensando y creando nuevas formas de enmacipación, donde mujeres, hombres y animales no humanos puedan acceder a un tipo de convivencia donde la violencia no esté desbordada sino contenida.

  2. Gran artículo.
    Abona a la deconstrucción y cuestionamiento.

    Así mismo, nos ayuda entender también porque en la actualidad continúan habiendo más mujeres en los movimientos antiespecistas y a favor de los derechos de los animales no humanos.

  3. Visto solo por encima, no se halla una relación directa entre ambos temas, sin embargo, al adentrarse se llega al punto que los conecta, ambos en contra de la subsistencia de la opresión patriarcal. Ahora bien, tienen bastante razón que la superioridad o prioridad al hombre era un dogma bien atacado ahí. Entiendo que usen mucho el tema de emancipación, porque a lo largo de los años de una forma u otra ésta fue una figura que representaba el movimiento por estar bajo el yugo de un padre, esposo, hermano u otra figura del género masculino, Pero es aceptable que se hable de la emancipación mujer/animal y es el tema central, debido a que la figura del poder que tiene el hombre ha perdurado durante muchos años, en los último perdiendo un poco la fuerza que es donde entra el poder que la mujer ha luchado por tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *