jue. Feb 2nd, 2023
inseguridad en ejercicio periodistico

Una asignatura pendiente en el gobierno de la 4T es la de brindar seguridad a quienes ejercen el periodismo en nuestro país, y lejos de disminuir va aumentando al paso de los días.

Lo más grave de todo es que no se vislumbran políticas públicas ni acciones de gobierno que permitan suponer que se camina en la dirección correcta, al contrario, queda la sensación que los profesionales de la información trabajan al garete frente a las constantes acciones de violencia en su contra.

Este 14 de diciembre, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) dio a conocer su balance sobre el ejercicio periodístico en México durante 2022, y como ya es una triste y lamentable constante, la República salió muy mal librada.

“México es el país que no está en guerra más peligroso para el ejercicio del periodismo”, la afirmación de RSF es contundente y se apuntala con las cifras de la ignominia: en este año, 11 periodistas han sido asesinados, en contraposición a los siete del año pasado, lo que significa cerca del 20 por ciento de los periodistas asesinados en todo el mundo.

En los últimos diez años, al menos 80 comunicadores han sido asesinados en nuestro país (de los cuales, 46 en los últimos cinco años), todos por ejercer su profesión. Además, la organización independiente Artículo 19, ha documentado que, durante este año, la prensa mexicana ha sufrido una agresión cada 14 horas.

Las agresiones no concluyen con los actos de violencia, por el contrario, continúan al paso del tiempo en tanto la mayoría de los casos están sin resolver, lo que potencia aún más la indefensión en la que trabajan los periodistas y, por supuesto también, la de sus familiares.

Te podría interesar: La doble vara: Morena vs Movimiento Ciudadano

De cara a las constantes agresiones que sufren los periodistas, es evidente que los mecanismos de protección para su trabajo no han dado resultados, y se muestran limitantes en cuanto a las disposiciones jurídicas de las que pueden hacer uso.

Todo ello, vuelve tierra fértil nuestro territorio para la violencia y la mordaza contra los periodistas. En tanto, esta situación no se revierta, la libertad de expresión seguirá ejerciéndose bajo asedio y en un contexto de constante agresión, lo que vulnera el derecho de la sociedad a ser informada y el de los
periodistas a informar.

Profesor del Tec de Monterrey
@contodoytriques

Avatar photo

Por Eduardo González Velázquez

Historiador y cronista. Profesor-Investigador de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobiernos del Tecnológico de Monterrey. Premio Jalisco de Periodismo 2009 y 2007. Autor de los libros: Con Todo y Triques, Frontal vertical, Ciudadanos a la mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *