jue. Abr 25th, 2024
compliance gubernamental, acceso a la información, rendición de cuentas,
Comparte si te ha gustado

El Compliance Gubernamental, el acceso a la información pública y la rendición de cuentas son tres conceptos interrelacionados que son fundamentales para llevar una buena administración pública, para garantizar la ética e integridad pública, la transparencia y la debida responsabilidad en la gestión pública.

El Compliance, de conformidad con el World Compliance Association: es un conjunto de procedimientos y buenas prácticas adoptados por las organizaciones para identificar y clasificar los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan y establecer mecanismos internos de prevención, gestión, control y reacción frente a los mismos.  

Te recomendamos: Las Mujeres y la cultura de la paz

Si se aplicará al sector gubernamental, este generaría seguridad y certeza jurídica por que optimizaría los procesos internos y perfeccionaría los procedimientos.

Esto conllevaría a la implementación de mecanismos de mejora, de metodologías adecuadas, de análisis, y una evaluación operacional para detectar ineficiencias, duplicidades, y las oportunidades; lo cual optimizaría los recursos públicos. 

La práctica de auditorías y revisiones periódicas al interior de cada órgano de gobierno, garantiza que las prácticas realizadas estén alineadas con los estándares gubernamentales.

El Compliance Gubernamental, es asumir una política de prevención de riesgos, lo cual ayudaría a prevenir actos de corrupción y abusos de poder, protegería los derechos de los ciudadanos y promovería la equidad y la justicia en la sociedad, así como el bien común, el humanismo y sobre todo recaería en una cultura de la paz para todas las partes.

El compliance en el sector público, se identifica como la implementación de una cultura de prevención, riesgos y oportunidades, con los siguientes ejes: identificación, prevención, gestión y respuesta.

Acceso a la información

El acceso a la información es un derecho fundamental, el artículo tercero de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Jalisco y sus Municipio , aluce a toda información que generen, posean o administren los sujetos obligados, como consecuencia del ejercicio de sus facultades o atribuciones, o el cumplimiento de sus obligaciones, sin importar su origen, utilización o el medio en el que se contenga o almacene; la cual está contenida en documentos, fotografías, grabaciones, soporte magnético, digital, sonoro, visual, electrónico, informático, holográfico o en cualquier otro elemento técnico existente o que surja con posterioridad.

<strong>El Compliance Gubernamental, el acceso a la información y la rendición de cuentas.</strong>
Acceso a la información es un derecho fundamental

Esto conlleva a fomentar la participación ciudadana y a consolidar la democracia,  genera una mejor toma de decisiones, y vigila el actuar del gobierno y de los servidores públicos, es una herramienta eficaz, y eficiente para mejorar las políticas públicas implementadas y de gestión gubernamental.

El acceso a la información es esencial para la transparencia gubernamental y sobre todo para la rendición de cuentas, ya que permite a los ciudadanos evaluar la legalidad de las políticas gubernamentales y su actuación.

Rendición de cuentas

La rendición de cuentas se refiere, a grandes rasgos, a la responsabilidad de que tienen los servidores públicos sobre sus acciones y omisiones, sobre sus actividades, decisiones y resultados, es el proceso por el cual informan sobre su desempeño y por el uso adecuado de los recursos públicos.

<strong>El Compliance Gubernamental, el acceso a la información y la rendición de cuentas.</strong>
Proceso de rendición de cuentas

Los tres conceptos correlacionados, garantizan una gestión eficiente y efectiva del patrimonio público y del cumplimiento normativo.

No basta con cumplir la normatividad, es eficientar los procesos, para transparentarlos y ponerlos a disposición de todas las personas y por parte de la autoridad poder tener una mejor rendición de cuentas en su actuar.

No es solo cumplir con lo básico, es reforzar los procesos en la aplicación de las políticas públicas y modelos de buen gobierno, es la adopción de esquemas de mejores prácticas, de evaluaciones de impacto, y de realizar auditorías continúas y  voluntarias.


Comparte si te ha gustado
Avatar photo

Por Edith Roque Huerta

Abogada, Doctora en Derecho, Profesora e Investigadora, Traductora Jurídica, Mediadora Certificada. Twitter: @eroqueh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *