lun. Mar 4th, 2024
Chivas una cantera agotada
Comparte si te ha gustado

Durante el torneo de fútbol Clausura 2023, el Club Deportivo Guadalajara, tuvo un gran éxito en todos sus equipos, ya que no sólo estuvo a minutos de conseguir su título número 13 de la primera división, sino que consiguió ser campeón de la Liga de Expansión con El Tapatío.

También obtuvo el trofeo de campeón de campeones de la liga al imponerse el sábado pasado al Atlante (Campeón del Apertura 22); en la liga femenil, calificó en el quinto lugar y cayó en cuartos de final ante Pachuca.

Te recomendamos: La última semana en la NFL: Reflexiones

Los equipos menores siempre en los primeros lugares. Las escuelitas infantiles, alrededor del todo el país, miles de niños, quienes compiten constantemente tanto interna como externamente, todos con la ilusión de llegar al primer equipo.

Con todas estas evidencias, cabe la pregunta: ¿por qué se tiene que buscar afuera lo que se tiene adentro?

No se comprende la poca atención que el primer equipo tiene en sus fuerzas básicas y siempre tiene que recurrir a otras instituciones, como Pachuca, para buscar las estrellas que brillan en su equipo de primera división.

Hace poco conversaba con un padre de familia, fanático de Chivas, que metió a su hijo (a los ojos del progenitor, todos son unos fuera de serie) con la ilusión de que su hijo llegara a ser futbolista profesional, vestir la playera rayada en la primera división y me pidió consejo.

Mi respuesta fue contundente: ves a todos estos niños de todo el país jugando un torneo nacional de escuelas de Chivas, ¿sabes cuántos llegarán a primera división? NINGUNO.

Le hablé del gran negocio que son los equipos infantiles de futbol en todos los clubes, pero son netamente recreativos, formadores, pero poco se fijan en ellos como potencias jugadores profesionales.

“A estos niños les falta hambre, vienen a chacotear, pocos son los que tienen disciplina y ganas de aprender, que ponen atención y atienden al entrenador, muchos duran poco, ya que llegan a la edad de confesarle a sus padres que su aspiración es otra; no es por ahí”, me dijo un día uno de los mejores entrenadores y formadores de fuerzas básicas.

Pero las fuerzas básicas son otra caso y Guadalajara trabaja bien, pero la feroz competencia y los resultados inmediatos que necesita un equipo en los torneos cortos, hace imposible, darle la oportunidad a estos jóvenes, que también compiten con los grandes promotores para vender a un estrella.

El resto de los equipos puede recurrir a los extranjeros y lo hacen, prefiriéndolos a los de la cantera, con quienes poco hacen negocio.

Que tiempos aquellos de que por El Tapatío (segunda división) pasaban las grandes estrellas del rebaño.

La implacable afición de Chivas también colabora, ya que los chivahermanos, no les importa, quieren resultado inmediatos, sin importar de dónde vengan.

Nada fácil la tienen los chavos que buscan por sus propios méritos un jugar en el equipo grande.

Otrora inagotable cantera de grandes jugadores, parece que la mina se secó.

[email protected]


Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *