mié. Feb 21st, 2024
corrida de toros suspension en Guadalajara
Comparte si te ha gustado

La abolición de espectáculos crueles -como podría ser las corridas de toros en Guadalajara- es un referente indiscutible del progreso moral de nuestras sociedades modernas.

Como en la abolición de la esclavitud, se procede jurídicamente contra los espectáculos de violencia basándose en el sentido común, argumentos éticos y evidencias científicas.

Contenido relacionado:

desprecio animales guerra Israel HamasEl desprecio por los animales en el conflicto Israel-Hamas

Los espectáculos de crueldad contra los animales son arcaicos. Desde tiempos antiguos y durante casi 700 años, las venationes o masacres de animales en los anfitreatros romanos sirvieron para divertir y entretener a algunos humanos.

El haber diezmado a poblaciones enteras de animales incita a pensar las grandes cantidades de especies que se utilizaron para estos espectáculos. El enfrentamiento era entre animales no humanos y también entre estos contra animales humanos. Esto en Roma antigua.

Pero el empeño por revivir y perpetuar esta crueldad se hace presente en las arenas de toros modernas, envestidas -como en la antigüedad- de deleites oscuros, irracionales y barbáricos que solo una elite aburrida, pudiente y grotesca puede disfrutar.

El agravio impuesto a miles de animales en las antiguas arenas romanas y en las actuales arenas taurinas es un recordatorio, para los animales, de la permanencia sistemática de los caprichos crueles humanos. Al igual que en las arenas romanas, donde se arreglaba la lucha para favorecer a los bestiarii, ahora se favorece a los toreros para embestir a su víctima.

Sobre la Suspensión Temporal de las corridas de toros en Guadalajara (México)
Arena taurina

Las temporadas de la “fiesta” taurina, apuntan a perpetuar la representación barbárica que se diseñó durante siglos contra los animales: enemigos a los que hay que vencer, dominar, explotar y matar. Estos eventos crueles continúan realizándose bajo la complicidad del poder político, como en aquellas épocas.

Hoy día, la legalidad y el subsidio o financiamiento a las escuelas taurinas es una muestra evidente de esto. Los impuestos recaudados de la ciudadanía deberían estar destinados a promover el bienestar social en aras de erradicar toda forma de violencia, y no en promoverla, y mucho menos destinarse a
elites proclives a placeres crueles.

La llamada “fiesta” brava como los espectáculos de la Roma antigua, pretende enmascarar la crueldad a través del uso de monumentos de notable arquitectura, de animales “exóticos” o de “sangre pura”, del esparcimiento de arena para absorber la sangre del animal, y de la maravilla que provoca al sentimiento atrofiado.

Al igual que Cicerón, quien vivió durante las venationes, hoy nos preguntamos “¿Qué valor
pueden aportar estos espectáculos crueles?”.

Los buenos argumentos basados en teorías éticas o las evidencias científicas sobre el sufrimiento que padecen los bovinos durante una corrida taurina, resultan insuficientes a los marcos legales que se niegan a abolirlos.

En los últimos días, una pequeña luz de razón se deja entrever: en el municipio de Guadalajara, Jalisco, México, un Juez Federal ordenó la suspensión temporal de estos eventos crueles. Si bien esta suspensión, como otras, son muestra del reconocimiento por parte del marco jurídico de otorgar cierta seriedad al maltrato animal, repudiado socialmente, esto no es suficiente si queremos que definitivamente acabe este episodio oscuro y barbárico que comenzó en la antigua Roma.

Para avanzar hacia el progreso moral, esta suspensión deberá ser definitiva no solo en este municipio, sino en todas las regiones mexicanas donde aún es legal esta práctica sanguinaria.


Referencias:
Carcopino Jérome, (2001) La vida cotidiana en Roma en el apogeo del Imperio, Madrid: Ediciones Temas de hoy.
Kidd Elliot, (S,F) “Beast-Hunts” in Roman Amphitheaters: The Impact of the Venationes on Animal Populations in the Ancient Roman World. Consultado en: https://digital.library.unt.edu/ark:/67531/metadc1635132/m2/1/high_res_d/Elliott_Kidd_072012_se.pdf


Comparte si te ha gustado
Avatar photo

Por Nely Lucano

Licenciada y Maestra en filosofía, doctora en humanidades por la UdeG, académica del CUCSH, directora del proyecto "Animales y Praxis" y Encargada de Enlace Académico de la ONG Igualdad Animal México.

7 comentarios en «Sobre la Suspensión Temporal de las corridas de toros en Guadalajara (México)»
  1. Bien dicho, las corridas de toros representan “deleites oscuros, irracionales y barbáricos que solo una élite aburrida, pudiente y grotesca puede disfrutar”. Esperemos que la suspensión se convierta en la abolición definitiva de esta cruel y obsoleta práctica.

    1. En siglo XXI, hay una minoría de individuos que sigue arrastrando una abominación que ni siquiera pertenece a nuestro continente, es una suspensión temporal, haya que contactar a la organización para hacer nuestra parte y que no regrese la barbarie.

  2. Coincido con la Doctora Lucano, “la abolición de espectáculos crueles, son un referente indiscutible del progreso moral de nuestras sociedades modernas” . Lamentablemente no va en la misma ruta con el consumo voraz de una parte de nuestra sociedad. Ojalá que el marco jurídico considere en serio, el derecho de otros animales a una vida sin violencia. Pero ojalá, que esta reflexión y otras, abonen en la concientización de trabajar en nuestra humanidad.

  3. No estaba enterado de que se habían cancelado las corridas de toros en Guadalajara. Me parece un gran avance en contra del abuso y la crueldad contra los animales. Esperemos que esto se haga definitivo. Es un paso más en contra del maltrato animal. Todavía hay mucho qué hacer pero vamos caminando. Me parece muy acertada la opinión de la Dra. Nely Lucano.

  4. Felicidades por ese gran paso q se dio al suspender las corridas de toros en guadalajara, hacer conciencia de la crueldad y violencia q se genera en esos espectáculos viendo sufrir a un animal por simple satisfacción “ de divertirse”
    A seguir con la causa, te admiro por lo q has logrado a través del tiempo

  5. “Los impuestos recaudados de la ciudadanía deberían estar destinados a promover el bienestar social en aras de erradicar toda forma de violencia, y no en promoverla, y mucho menos destinarse a
    elites proclives a placeres crueles.” 👏🏽

  6. Es impresionante que las razones éticas y científicas que dan cuenta de la violencia implícita en las corridas de toros, sea insuficiente para esa élite aburrida y marchita que se aferra a ideas retrógradas. Es necesario educar a las nuevas generaciones sobre la crueldad de las corridas y los suplicios que padecen los animales involucrados. Es necesario insistir como sociedad a las autoridades que, la mayoría de la población rechaza ese terrible acto sanguinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *