sáb. May 18th, 2024
Edaín Durán
Comparte si te ha gustado

En México aún tenemos la oportunidad de escuchar refranes de todo tipo, desde refranes muy viejos hasta refranes creados en contextos actuales. La Paremiología, un estudio del refrán

Es muy común escuchar cotidianamente personas citando refranes para sentenciar situaciones de las que podemos obtener un aprendizaje de vida como los siguientes, que son de los más populares y seguramente los hemos dicho o escuchado más de una vez: “Se encontró con la horma de su zapato”;

“El hilo se revienta por lo más delgado”; “Al que le pique que se rasque”; “Al que le venga el saco que se lo ponga”; “Al que madruga Dios le ayuda”; “De tal palo tal astilla”; “Hijo de tigre pintito; etc.


El estudio del refrán es interesante por su estructura lingüística, por sus asombrosos vestigios cuneiformes hallados en las más grandes civilizaciones antiguas como la babilónica, asiria, persa, sumeria, egipcia, india o por el descubrimiento de su uso en diversas lenguas del mundo contemporáneo.

Por otro lado, es asombroso saber que cuenta con un precedente muy significativo en la literatura, que es el de haber sido utilizado como la estructura favorita de los escritores del Siglo de Oro; se convirtió en herramienta de identidad de la nación española cuando salen de la voz de Sancho en el Quijote o los encontramos en las desavenencias amorosas de Calisto y Melibea en La Celestina.

Sin duda en la picardía de un Lazarillo de Tormes, y en los sapiensales consejos del placer en el Libro de Buen Amor, entre otras obras que inmortalizarían al refrán como “habla del pueblo”.

Ya en la actualidad, los estudios sobre el refrán han demostrado que el refrán está presente en frases modificadas que conservan el característico toque popular de la rima, la picaresca, la abstracción, el sarcasmo tan utilizado en los medios masivos, la docencia y la publicidad.

Pero lo más loable es que en los últimos años han surgido nuevos humanistas, académicos empeñados en ahondar en el estudio de la paremia y que están a favor del rescate, la preservación y la evolución de la misma.

En México nos hemos encargado de preservarla en su forma más popular que es el refrán.
Seguramente al leer este artículo, te contagiarás del ritmo, de la añoranza, de la nostalgia de la que esta forma espontánea del pensamiento nos contagia y tal vez, te provoque sonreír al leer las palabras graciosas y ocurrentes en cada refrán o también se te asomará una lágrima al escuchar claramente la voz de tu padre, madre o abuelos que con sus voces enérgicas, jocosas o sentenciosas de antaño reprendían, aconsejaban o amonestaban con un refrán.

Deseo pues que disfrutes de este artículo, tanto como lo disfruté yo al escribirlo y que podrás continuar leyendo semanalmente, ya que es parte de una serie de entrega semanal, así que sin más, comencemos por disipar la duda que nos produce las siguientes palabras tan peculiares al escucharlas: Paremia y Paremiología


Comparte si te ha gustado
3 comentarios en «La Paremiología, un estudio del refrán»
  1. Excelente publicación
    Espero poder disfrutar de muchos más muchas gracias por su publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *