sáb. Feb 4th, 2023

A finales del siglo XIX y principios del XX, ya se escuchaba en la Península de Yucatán, la influencia de un género nacido en Cuba que abarcó otros países de América Latina como Colombia y Puerto Rico.

Un estilo popular que se caracteriza por ser composiciones cantadas por agrupaciones de dos o más integrantes que guitarra en mano van tocando sus notas románticas, líricas, mezcladas con ritmos como el bambuco colombiano y el bolero.

La Trova Yucateca es considerada un baluarte nacional, un género musical con tintes literarios unificados en las letras de sus famosos compositores que además eran músicos y poetas. De los más conocidos, podemos mencionar a Sergio Esquivel, Ricardo Palmerín, Guty Cárdenas, Pastor Cervera, Armando Manzanero.

Gracias a los trovadores, Yucatán puede hablar de una identidad como pueblo, una identidad musical, literaria, plagada de grandes compositores que de igual forma podían ser aceptados por una sociedad aristocrática, que una clase trabajadora.

Al día de hoy, podemos ver en la Plaza Grande de Mérida, cómo al anochecer, hasta entrada la madrugada, las agrupaciones trovadoras poco a poco comienzan a reunirse esperando ser contratados para llevar serenata a quien por tradición se deleita con las notas de la guitarra y voz troveras; es una fuerte tradición que ha dado identidad cultural y se ha vuelto un motivo de orgullo entre su gente.

Podemos decir que gracias a los diferentes representantes, embajadores de la cultura yucateca, que van desde escritores, músicos, gestores culturales, compositores y hasta servidores públicos, han sido fieles atalayas, empeñados en conservar dicha tradición. Por años han gestionado la formación de instituciones como asociaciones civiles, museos de la canción yucateca, han publicado infinidad de libros que conservan en sus páginas  la historia de personajes y canciones que cuidan de este patrimonio musical.

La sociedad yucateca, hasta la fecha tiene la fortuna de seguir disfrutando de esta invaluable aportación, manteniéndola viva en cada parque, barrio, municipio, comisaría en diferentes días de la semana y fechas significativas.

De esta forma concluyo, reconociendo el gran orgullo que Desde el Sureste se hace sentir a otros lugares mediante este patrimonio yucateco.

Los espero la próxima semana y descubramos más acerca de nuestro Sureste mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *