jue. Feb 2nd, 2023
sub20

La selección mexicana de fútbol Sub-20 fracasó en su intento de lograr su calificación para el mundial de su especialidad a celebrarse en Indonesia 2023 y de pasó quedar fuera de los Juegos Olímpicos de París 2024 al caer ante el “poderoso” equipo de Guatemala, en San Pedro Sula, Honduras.

Es un fracaso del tamaño del país y de la región de CONCACAF, ausente no sólo del Mundial Sub-20 en Indonesia 2023, sino ver por televisión el torneo de futbol de los Juegos Olímpicos de París 2024, donde el equipo tricolor ha sido campeón, en aquel memorable Londres 2012, donde se venció nada más y nada menos que a Brasil de Neymar y sus grandes estrellas, en uno de los capítulos más importantes de la historia del futbol mexicano, de ese tamaño es el ridículo.

Poco publicitado el premundial y preolímpico sub 20, jugado en San Pedro Sula, Honduras, donde México había goleado a sus rivales y calificar “caminando” al mundial y a Juegos Olímpicos, pero resulta que este miércoles 29 de junio, Guatemala los puso en evidencia y los dejó fuera de las dos competencias, en cuartos de final.

A México le bastaba llegar a semifinales para acceder a los dos torneos (Mundial y Juegos Olímpicos) y cayó sorpresivamente ante un Guatemala que la verdad no trae nada, bueno tampoco México.

El fracaso debe traer consecuencias, ya que el Mundial Sub-20 se puede comercializar bastante, no se diga los Juegos Olímpicos.

Las repercusiones comerciales no se harán esperar. ¿Cuántas decenas de millones de dólares se perdieron? Ahora es difícil calcularlo, pero seguramente serán varias.

El desencanto de la selección mayor, que pese a lograr su calificación al mundial de Qatar de noviembre, al equipo tricolor no se le ve ni pies ni cabeza y muchos dueños de los clubes, que conforman la mesa directiva de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) pidieron la cabeza del técnico Gerardo “Tata” Martino.

Sin embargo el presidente de la FMF, Mikel Arreola, confía ciegamente en el timonel argentino, jugándose el puesto junto con el del “Tata”.

Un fracaso de esta magnitud no se tenía desde aquel 2008, donde México quedó fuera de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, despidiendo al entonces entrenador Hugo Sánchez, quien dirigía la selección mayor y la olímpica.

El Consejo no debería esperar para hasta noviembre y la actuación del equipo mexicano en Qatar, Mikel se debe ir YA, acompañado por su director de selecciones nacionales Gerardo Torrado y todos los involucrados en este gran fracaso.

El revés debe servir de introspección, de autocrítica a todas las medidas que se han tomado para relegar a los jóvenes de los equipos del futbol mexicano , con la llegada de extranjeros “vividores”, supuestamente más baratos pero que a la larga salen caros.

Trabajar con fuerzas básicas es caro, pero a lo largo reditúa dividendos, lo contrario es lo que vimos ayer en San Pedro Sula.

Sigan confiando y aprobando la alineación de los extranjeros que quieran, este es el resultado.

Te puede interesar: Perdón Checo Pérez, bien hecho Daniel Suárez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *