jue. Feb 2nd, 2023

Hoy en día ninguna estrategia gubernamental ha podido evitar los asesinatos de mujeres y hombres periodistas en México.

Ni siquiera han funcionado adecuadamente los protocolos de protección a los comunicadores luego de las denuncias interpuestas por los periodistas cuando sufren amenazas desde diversos espacios de la sociedad.

Periodistas asesinados en México
Protesta afuera de la FGR por asesinato de periodistas en México

La promesa del presidente, Andrés Manuel López Obrador de brindarles seguridad y garantía para realizar su trabajo no se ha materializado en los hechos.

Al contrario, según el reporte de Reporteros Sin Fronteras (RSF), nuestro país vive el año más mortífero para la prensa en toda su historia.

En 2022 han asesinado a 15 periodistas, y desde que comenzó el gobierno de la 4T, se han contabilizado al menos 36 asesinatos y dos desapariciones de periodistas.

Frente a todos estos actos de violencia, lo que domina es la corrupción y la impunidad, que generan una facciosa “impartición de justicia”.

Te puede interesar: Al fin se levanta el Quédate en México

Al paso de los años, México, se continúa consolidando como el país más peligroso para ejercer el periodismo, atrás de nosotros queda Ucrania (ocho periodistas asesinados) y Yemen (tres), por ejemplo. Dentro de la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa de RSF, nuestro país ocupa el puesto 127 de 180.

Según, un reporte de Articulo19, cada 14 horas se agrede una persona periodista o medio de comunicación en México, siendo funcionarios públicos, fuerzas de seguridad civil y fuerzas armadas, los que más se refieren como presuntos agresores. Desde luego, también aparecen los grupos de la delincuencia organizada.

Las principales agresiones que sufren los comunicadores son violencias físicas, agresiones verbales e intimidaciones por medio de vías digitales.

Por otro lado, los decires de algunos funcionarios buscan desprestigiar, estigmatizar o invisibilizar las violencias contra los periodistas, lo cual potencia aún más las difíciles condiciones en las cuales se ejerce el periodismo en México.

Frente a esta peligrosa situación, debemos exigir que los gobiernos de los tres niveles lleven a cabo acciones que garanticen la seguridad de los periodistas.

El fortalecimiento de la libertad de expresión es un elemento indispensable para robustecer la democracia en la República, caso contrario, seguiremos encerrados en el laberinto de la mordaza y las presiones hacia los medios de comunicación y los periodistas, lo que a final de a jornada terminará minando la salud de la sociedad.

Profesor-investigador Tec de Monterrey.

@contodoytriques

Avatar photo

Por Eduardo González Velázquez

Historiador y cronista. Profesor-Investigador de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobiernos del Tecnológico de Monterrey. Premio Jalisco de Periodismo 2009 y 2007. Autor de los libros: Con Todo y Triques, Frontal vertical, Ciudadanos a la mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *