jue. Abr 25th, 2024
intento de feminicidio
Comparte si te ha gustado

A pesar de contar con un pulso de vida de Zapopan, Noemí A. fue apuñalada en plena calle por su expareja, Carlos O. quien fue imputado por el delito de feminicidio en grado de tentativa, la defensa del agresor apeló, una Sala de magistrados minimizó las pruebas y aprobó que se clasifique el ataque como lesiones dolosas.

Noemí pide justicia

Previo a la agresión, Noemí A. presentó tres denuncias -carpetas de investigación 69107/2021, 36177/2022, 52284/2022- en el Centro de Justicia para la Mujer, una en septiembre de 2021, las restantes en mayo y junio de 2022 por violencia, pero nunca hubo avances.

Te recomendamos:

investigación pederastia contra iglesia católica La investigación de pederastia cometida por la Iglesia Católica

El 17 de julio de 2022, cuando Noemí A caminaba en la noche por calles de la colonia Constitución, Carlos O. de oficio paramédico, la apuñaló en el cuello, la espalda y la mano. Ella alcanzó a pedir ayuda a la policía por el pulso de vida, pero llegaron hasta que se encontraba en el puesto de socorros. 

La defensa del agresor apeló y el asunto fue revisado por la Sexta Sala del Supremo Tribunal de Justicia , la cual reclasificó el delito de intento de feminicidio a lesiones.

Noemí A. detalló que la Sala decidió reclasificar el delito por tres motivos: el primero que ella no pudo establecer si fue atacada con una navaja o un cuchillo. Señala la afectada que la Sala no tomó en cuenta que existe un dictamen médico el cual establece que fue lesionada con un arma punzo cortante.

El segundo es que las investigaciones revelan que “no existieron agresiones físicas previas”. Pero la víctima refiere que en la narración del ministerio público a cargo de las carpetas de investigación “sí se desprende que el imputado me violentaba de manera física con golpes y amenazas”.

El tercero es que según la Sala, el agresor desistió voluntariamente de seguir agrediendo a Noemí. Esto debido a que los policías de Zapopan llegaron con la víctima hasta que se encontraba en el puesto de socorros. Además, dos testigos refirieron que cuando llegaron al lugar donde estaba tirada la víctima, el imputado se encontraba escondido como a 100 metros de distancia de ella.

Sin embargo, Noemía recuerda que al activar el pulso de vida, la policía de Zapopan le preguntó si se encontraba bien. Ella respondió que no. Y le dijo a su atacante que no tardaba en llegar la policía, por lo que huyó.

La víctima para evitar que el agresor salga libre, promovió un amparo indirecto en contra de la resolución de la Sala del 30 de mayo pasado -toca de juicio oral 564/2022-. Espera que el Juez Sexto de Distrito de Amparo, se lo conceda.

Dice Noemí que Carlos O. se comunicó aproximadamente hace dos semanas desde la cárcel con ella para advertirle que en “cuanto salga me va hacer pedacitos. Tengo miedo de que salga y nos haga daño a mí y a dos bebés o a mi familia y a las personas que me apoyan”.

Hoy martes, habrá una audiencia en la cual, la Jueza de Control y Enjuiciamiento y Especializada en Violencia Contra Las Mujeres del Primer Distrito Judicial, Karina Dolores Rivas Gutiérrez decidirá si el agresor permanece o sale de la prisión preventiva.


Comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *